Infraestructura verde versus gris

Mujer en el bosque cubriéndose con una hoja. Representa infraestructura verde

Asturias, como otras regiones de España y Europa, se enfrenta a problemas serios de degradación ecológica debido no sólo a los procesos de industrialización que contaminan suelos y humedales sino también a la creación de carreteras y a la elevada tasa de urbanización. La recuperación ecológica es la llave para evitar la pérdida de biodiversidad y remediar los ecosistemas dañados. 

Ya en los años 1920s se propuso el concepto de “Infraestructura Verde”, enfatizando que ésta actúa como una red ecológica natural para mantener  una vida cómoda en las áreas urbanas y llevar a cabo un desarrollo sostenible a largo plazo. Comparada con la Infraestructura Gris (red de servicios públicos como carreteras, puentes, vías férreas y otras instalaciones que permitan el desarrollo normal de la industria y la economía de una región o un país), la Infraestructura Verde tiene también la premisa de mantener no sólo los servicios públicos y el bienestar de los ciudadanos sino también cuidar la biodiversidad.

A nivel urbano, la Infraestructura Verde  consiste en la creación de parques, bosques, calles arboladas, tejados “verdes”, jardines, lagos, ríos y fuentes, para mejorar la calidad de vida de los habitantes.  Asimismo, se crean areas recreacionales de modo que los residentes tengan la posibilidad de entrar en contacto con la naturaleza y las formas de cultivo locales. Además, la Infraestructura Verde se encarga de identificar y catalogar áreas abiertas de vegetación natural, areas de valor ecológico reconocido y corredores que conectan unos con otros.

De acuerdo  con el documento elaborado por la Unión Europea (COM(2013) 249 final), la Infraestructura Verde “ayuda a comprender el valor de los beneficios que la naturaleza proporciona a la sociedad humana y a movilizar inversiones para sostenerlos y reforzarlos. Asimismo, contribuye a evitar la dependencia de infraestructuras cuya construcción es costosa cuando a menudo la naturaleza puede aportar soluciones más económicas y durables, muchas de las cuales crean oportunidades de empleo local. La infraestructura verde se basa en el principio de que la protección y valorización de la naturaleza y los procesos naturales, y los numerosos beneficios que la sociedad humana obtiene de la naturaleza, se  integran de manera consciente en la planificación espacial y el desarrollo territorial. Frente a la infraestructura gris, de finalidad única, la infraestructura verde aporta múltiples beneficios. No constriñe el desarrollo territorial, pero promueve soluciones naturales si son la mejor opción. A veces puede ofrecer una alternativa a las soluciones grises estándar o complementarlas”.

En Asturias, una de las prioridades de inversión debería ser: a) aplicar la Infraestructura Verde en los entornos urbanos (donde viven más del 65% de la población),  b) la recuperación de zonas deprimidas ecológicamente (p.e. zonas cerradas tras la actividad minera, zonas quemadas, escombreras o zonas constreñidas por actividad industrial como el humedal de Zeluán) y c) instar a las industrias establecidas y a las venideras a recuperar y/o preservar la identidad de los lugares, su paisaje y su biodiversidad.

  ejemplo a seguir es el Parque de las Llamas en Santander (Municipio de Astillero), en el que se incorporó en su diseño la conservación de los restos de un humedal existente en la zona, gracias a la red SEO/Birdlife y al apoyo del Ayuntamiento. Datos de 2017 indican que el humedal de Las Llamas se consolida como un espacio para la reproducción de hasta 27 especies diferentes de aves. Según los impulsores de este proyecto, desde la construcción del parque y la recuperación del humedal, este espacio es “un ejemplo de cómo se puede integrar la conservación de la naturaleza en el diseño y planificación de las ciudades”, contribuyendo “de manera significativa al aumento de la biodiversidad en la ciudad”, siendo además “un valioso recurso para avanzar en la sensibilización e implicación de los ciudadanos en la conservación de estos espacios”.

Otro ejemplo a seguir es el de Vitoria-Gasteiz, ganadora del Premio  Ciudad Verde de la Unión Europea en 2012.

Leave a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies